epelpad

Las Razones Por Las Que Creo en Dios

Aqui les dejo el video que hice para la clase de relgión en mi colegio. Espero les agrade:


link: http://www.youtube.com/watch?v=bEG7exrZ-U0

12 comentarios - Las Razones Por Las Que Creo en Dios

Vitobet1500 -5
jajajajajjaja, menuda basura, Dios no existe, y si os molesta pues os jodeis, pero es la verdad
DiosChango +1
Yo creo en un dios, pero no creo a la iglesia
yariel_13 -1
http://www.taringa.net/posts/videos/11893347/Tercer-Cielo---Creere-Oficial-y-Con-Mensaje-de-Reflexion.html
n3stor1 -1
Mi opinion, que conste que es la mia, es que dios no existe, lo ha creado el ser humano con su pensamiento, Todo en la vida me lo tengo que ganar yo, y demasiadas penas hay en la tierra como que en caso que existiese, fuese bueno.
carlosyo111 -3
Jajjajaja Dios es mentira lo siento por ti
nollie29 -1
Los papistas dicen que la gran ramera de Apocalipsis 17 y 18 se refiere a la Roma pagana del siglo 1, y otros dicen que se refiera a la ciudad de Jerusalén. En este estudio bíblico vamos a desenmascarar esa gran mentira papista y a demostrar quien es en realidad la gran ramera.

La gran ramera es la iglesia apóstata con sede en Roma.
En Apocalipsis 17 y 18 se describe simbólicamente a una gran ramera, con sede en la ciudad de las siete colinas, que es ROMA, pero resulta que el Apocalipsis es el principal libro PROFÉTICO de la Biblia, es decir, ese libro no se refiere solamente a eventos del siglo 1, sino también a eventos que sucederían en la tierra hasta la llegada del nuevo cielo y de la nueva tierra, por lo tanto, esa gran ramera representa a un poder religioso y diabólico que aparecería en el futuro en ROMA. Ahora bien, resulta que la verdadera Iglesia de Dios está desposada con el Cristo, tal como dijo Pablo (2Co.11:2), por lo tanto, una gran ramera, en lenguaje simbólico, es UNA IGLESIA FALSA, que es infiel al Cristo, fornicando con los reyes de la tierra, llevándoles a que se postren ante imágenes para venerarlas, ¡y postrarse ante imágenes es un puro acto de FORNICACIÓN delante de Dios!, como podemos ver en los siguiente pasajes bíblicos: Eze.16:25-26, 30-34, Amos 7:17, etc. Israel cayó en ese tipo de fornicación espiritual, cuando comenzó a postrarse ante las imágenes, y por eso es que IEVE los castigó severamente, pero resulta que la gran ramera del Apocalipsis es un IGLESIA que tiene su sede en la ciudad de las siete colinas, es decir, en ROMA, por lo tanto, la gran ramera es una iglesia falsa, que se postra ante imágenes, y que tiene su sede en Roma, es decir, ES LA IGLESIA DE ROMA, de esto no hay ninguna duda.

Es absolutamente IMPOSIBLE que esa gran ramera sea la Roma pagana del siglo 1, por la sencilla razón de que esa Roma de los césares NO PRETENDÍA SER LA IGLESIA DEL CRISTO, por lo tanto, el título de "gran ramera" es falso y ridículo aplicarlo a la Roma pagana del siglo 1, ¡SOLO SE PUEDE APLICAR A UNA IGLESIA FALSA CON SEDE EN ROMA!

La gran ramera se sienta sobre siete montes o colinas.

Los lacayos del papismo dicen que la gran ramera de Apocalipsis 17 y 18 no puede ser la iglesia católica romana, ya que -según ellos- la gran ramera se sienta sobre siete MONTES, no sobre siete colinas (Ap.17:9), ya que la palabra griega utilizada es “horos”, que se traduce como “montes”. Este argumento papista es falso en extremo, ya que la palabra griega “horos” significa indistintamente MONTES Y COLINAS, por eso es que unas traducciones bíblicas dicen “montes” y otras dicen “colinas”, es decir, son palabras sinónimas. Por lo tanto, esos papistas mienten cuando esgrimen dicho argumento tan falso. En el mundo solo hay una ciudad que ha sido conocida desde hace más de 2000 años como LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS O SIETE MONTES, y esa ciudad no es ni Estambul, ni Jerusalén, ni París, ni ninguna otra, SOLO ES LA CIUDAD DE ROMA, en Italia, y si el Apocalipsis dice bien clarito que la gran ramera tiene su sede (se sienta) sobre siete colinas, entonces es que esa iglesia falsa es la IGLESIA DE ROMA. Pero no solo eso, el Apocalipsis dice que la gran ramera tiene su sede en la ciudad que reinaba sobre los reyes de la tierra en los días de Juan, es decir, en el siglo 1 “Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.” (Ap.17:18). ¿Cuál era esa ciudad imperial que en el siglo 1 reinaba sobre los reyes de la tierra?, esa ciudad no era Jerusalén, ni ninguna otra, sino solamente ROMA, ¡y es en esa ciudad donde tiene su sede la gran ramera! (Ap.17:9). La gran ramera romana es descrita en el Apocalipsis de forma figurada como una mujer asquerosa sentada sobre una bestia con siete cabezas y diez cuernos, todo ello es simbólico, y se refiere a una iglesia falsa con sede en la ciudad de las siete colinas, que es ROMA, y al mismo tiempo esa iglesia ramera y falsa domina por un tiempo al Imperio Romano (la bestia), por eso es que ella aparece SENTADA sobre esa bestia, dominándola y dirigiéndola a su antojo. Por lo tanto, esa gran ramera es una visión PROFÉTICA de la iglesia apóstata de Roma en el futuro (en el futuro para el apóstol Juan, pero el presente para nosotros), convertida en una gran ramera asquerosa y ebria de la sangre de los santos y de los mártires de Yeshúa, algo que como sabemos se cumplió durante siglos de INQUISICIÓN PAPAL, donde millones de cristianos fueron torturados y asesinados vilmente por orden de los papotes de turno del catolicismo romano.

Las dos grandes ciudades.

Los lacayos del papismo enseñan que la gran ramera puede ser también la ciudad de Jerusalén, porque la ciudad de Jerusalén es llamada en el Apocalipsis “la gran ciudad” (Ap.11:8), y la gran ramera es llamada también en el Apocalipsis “la gran ciudad” (Ap.17:18). Este argumento papista es tremendamente falso y estúpido. Tan falso es decir que la gran ramera era la Roma pagana del siglo 1, como decir que es la ciudad de Jerusalén, porque resulta que la gran ramera tiene su sede en la ciudad que REINABA SOBRE LOS REYES DE LA TIERRA EN LOS DÍAS DE JUAN (Ap.17:18), ¡y esa ciudad imperial que reinaba sobre los reyes de la tierra en el siglo 1 no era Jerusalén, sino solamente ROMA!, por lo tanto, es una vulgar mentira decir que esa gran ciudad de Apocalipsis 17:18 sea Jerusalén. Decir que la gran ciudad de Apocalipsis 11:8 es la misma gran ciudad de Apocalipsis 17:18, porque a las dos se las llama “la gran ciudad” es un argumento realmente idiota y falso, ya que esto es como si yo digo que la gran ciudad de Nueva York es la misma gran ciudad de París, porque a ambas ciudades se las llama “la gran ciudad”.
JERUSALÉN JAMÁS HA SIDO CONOCIDA COMO LA "CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS", esa ciudad ha sido siempre Roma, y es en esta maldita e idolátrica ciudad donde se sienta (tiene su sede) la iglesia católica romana, la gran ramera predicha en el Apocalipsis.
El Apocalipsis habla claramente de DOS GRANDES CIUDADES MALVADAS, la primera gran ciudad es la ciudad de Jerusalén, donde también fue crucificado el Señor (Ap.11:8), y la segunda gran ciudad es la capital de la gran ramera, la ciudad de las siete colinas: ROMA, la cual reinaba sobre los reyes de la tierra en el siglo 1 (Ap.17:18). Por lo tanto, el argumento de la gran ramera (la iglesia de Roma) referente a que la gran ramera es Jerusalén, queda totalmente pulverizado y desenmascarado, puesta que la frase “la gran ciudad” se refiere a DOS ciudades diferentes: Jerusalén y Roma.
La gran ramera no era el antiguo Imperio Romano.

Muchos lacayos del papismo dicen que la gran ramera era el antiguo imperio romano, porque dicho imperio fue destruido y ya no existe. Veamos lo falso y ridículo de ese argumento papista: la profecía del Apocalipsis no se está refiriendo al Imperio Romano cuando habla de la gran ramera, ya que el Imperio Romano es descrito en el Apocalipsis como una BESTIA ROJA CON SIETE CABEZAS Y DIEZ CUERNOS, siendo la gran ramera la "mujer" que está sentada sobre esa bestia (Ap.17:1-3), sin embargo, esos papistas confunden a la bestia con la gran ramera; pero no solo eso, cuando el Apocalipsis habla de la gran ramera dice que dicha ramera se sienta sobre la CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS, que es solamente ROMA (Ap.17:9), ¡Y ES ESA CIUDAD DE ROMA LA QUE SERÁ DESTRUIDA POR FUEGO EN UNA SOLA HORA, Y NUNCA MÁS SERÁ HALLADA! (Ap.18:21), PROFECÍA QUE JAMÁS SE HA CUMPLIDO, PORQUE LA CIUDAD DE ROMA SIGUE EXISTIENDO EN LA ACTUALIDAD, por lo tanto, esa profecía del Apocalipsis será cumplida en el futuro, cuando la bestia y sus diez reyes aliados odien a esa iglesia falsa, la gran ramera, y entonces decidan destruir por fuego su capital, Roma (Ap.17:16-17), jamás en la Historia la bestia y sus diez reyes aliados han destruido por fuego y en una sola hora la ciudad de Roma. Por lo tanto, si esos papistas siguen repitiendo ese cuento papista de que esa gran ramera era la Roma pagana del siglo uno, entonces que ellos demuestren CUANDO LA BESTIA Y SUS DIEZ REYES ALIADOS DESTRUYERON POR FUEGO LA CIUDAD DE ROMA EN UNA SOLA HORA,

En Apocalipsis 18 se predice la destrucción por fuego de la capital de esa gran ramera, Roma, y el pasaje profético dice que cuando esa ciudad sea destruida en una sola hora, NUNCA MÁS SERÁ HALLADA (Ap.18:21). Si esa gran ramera fuera la Roma pagana del siglo 1, ¿POR QUÉ LA CIUDAD DE ROMA SIGUE EXISTIENDO AÚN?. La profecía dice bien claro que esa ciudad será arrasada por fuego en una sola hora, y cuando sea destruida DEJARÁ DE EXISTIR, nunca más será hallada, es decir, ROMA DESAPARECERÁ PARA SIEMPRE, pero resulta que Roma aun existe, por lo tanto, esto demuestra que esa profecía de la gran ramera NO SE REFIERE A LA ROMA PAGANA DEL SIGLO UNO, ¡SINO A LA ROMA ACTUAL!, en la cual tiene su sede la iglesia más ramera, falsa y diabólica de cuantas existen: la iglesia papal. Cuando llegue la hora establecida por Dios, entonces la capital de esa secta, Roma, será destruida por fuego en una sola hora, y nunca más será hallada. La doctrina de que la gran ramera del Apocalipsis era la Roma pagana del siglo 1 es una doctrina absurda, y no tiene ningún fundamento bíblico ni histórico.
Esto, obviamente, es una profecía que JAMÁS SE HA CUMPLIDO EN EL PASADO, pues ni la antigua Roma, ni Jerusalén, fueron destruidas jamás por la bestia y sus diez reyes aliados en una sola hora, lo cual demuestra sin ninguna duda que esa destrucción de Roma ocurrirá en el futuro, cuando la bestia (un futuro líder europeo illuminati) y sus diez reyes aliados odien a tu iglesia ramera de Roma, y decidan destruir esa maldita ciudad en una sola hora, entonces una explosión nuclear la borrará del mapa, y entonces todos los navíos que están en el mar Mediterráneo se pararán lejos, y sus tripulantes podrán ver como el humo de su incendio sube al cielo (Ap.18:15-21). ¡ESTA TREMENDA PROFECÍA JAMÁS SE HA CUMPLIDO EN EL PASADO!. Cuando Roma (y el Vaticano que está dentro de ella) sea destruida por fuego en una sola hora, NUNCA MÁS SERÁ HALLADA (Ap.18:21), esto significa sencillamente una DESTRUCCIÓN TOTAL, es decir, la destrucción será de tal magnitud, que NADA de esa ciudad quedará en pie, todo será abrasado, reducido a cenizas y desaparecerá para siempre, no quedando ni un solo habitante y ni un solo edificio en esa maldita ciudad.

Roma es la capital del catolicismo papista.

Los lacayos del papismo dicen que la capital del mundo católico no es Roma, sino el Vaticano, el cual es un Estado independiente. Veamos la mentira de ese argumento papista: la iglesia católica es llamada "la iglesia DE ROMA", porque tiene su sede o centro de poder en la ciudad de ROMA, concretamente en unos edificios y palacios romanos a los que llaman "Estado Vaticano", ¡pero esos palacios vaticanos, o Estado Vaticano, ESTÁN DENTRO DE LA CIUDAD DE ROMA, la ciudad de las siete colinas! Es cierto que el Vaticano es un Estado artificial e independiente creado por los fascistas italianos y el papote de turno en el año 1929, sin embargo, ese Vaticano tiene su sede (se sienta) en una ciudad concreta, que es ROMA, la ciudad de las siete colinas, por lo tanto, cuando el Apocalipsis dice que la gran ramera se sienta (tiene su sede) sobre la ciudad de las siete colinas, se está refiriendo a que tiene su sede en ROMA. Por lo tanto, ¡la gran ramera es la iglesia de Roma!, no hay ninguna duda de ello. Es en esa ciudad maldita donde tiene su sede desde hace cientos de años la gran ramera, siendo el estado Vaticano una invención MODERNA, del año 1929, creada por los fascistas italianos y el papote-anticristo de turno.

La púrpura, la escarlata y el lino blanco de la gran ramera.

El Apocalipsis dice que la gran ramera está vestida de PÚRPURA Y ESCARLATA: “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación” (Ap.17:4). Ahora bien, los lacayos del catolicismo papista, la gran ramera, dicen que los colores dominantes de las vestimentas del clero católico no es la púrpura y la escarlata, ¡sino el lino blanco!. Esto es solo una verdad a medias, como vamos a ver.
Es cierto que el color blanco es el predilecto de la vestimenta de los papas (“sepulcros blanqueados”), sin embargo, el color característico del alto clero romano o Vaticano que rodea al papote de turno no es el blanco, sino que es la PÚRPURA Y LA ESCARLATA, por eso es que el alto clero papista, los cardenales, son conocidos en el mundo como “los purpurados”, haciendo referencia a sus vestimentas de color púrpura y escarlata. Los papistas argumentan diciendo que en los tiempos del antiguo Israel Dios ordenó que el hilo y la lana escarlata fueran usados en las ceremonias sacerdotales judías (Lev 14:4; 6, 49-52; Num 19:6), y que Dios ordenó que las vestiduras de los sacerdotes fueran hechas con hilo púrpura y escarlata (Ex 28: 4-8, 15, 33, 39;39;1-8,24,29). Con este argumento algunos papistas (muy pocos) llegan a la conclusión falsa de que la gran ramera es Jerusalén, sin embargo, ya he demostrado que esa conclusión es más falsa que Judas, porque la gran ramera está identificada con la gran ciudad que REINABA SOBRE LOS REYES DE LA TIERRA en los días de Juan, y esa ciudad imperial del siglo 1 era ROMA, ¡no Jerusalén! Por lo tanto, la gran ramera solo puede ser una iglesia apóstata que tiene su sede en la ciudad de Roma, y que además las vestimentas del clero romano de dicha iglesia se caracterizan por los colores púrpura y escarlata, ¡lo cual encaja perfectamente con los purpurados del catolicismo romano, la gran ramera!. Pero ahora, ¡sorpresa!, resulta que el Apocalipsis también dice que el LINO BLANCO es uno de los colores de la gran ramera: “Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata… (Ap.18:11-12). Por lo tanto, cuando los papistas dicen que el lino blanco es el color característico del clero católico romano, están diciendo la verdad, ya que el lino blanco, junto con la púrpura y la escarlata, son los colores característicos de la gran ramera que tiene su sede en Roma, la ciudad de las siete colinas (Ap.17:9).
La gran ramera está ebria de la sangre de los mártires de Yeshúa.

Esa gran ramera, con sede en la ciudad de las siete colinas, Roma (Ap.17:9), es culpable del asesinato de decenas de millones de santos y mártires de Yeshúa (Ap.17:6), lo cual se cumplió de forma literal durante siglos de INQUISICIÓN Papal, durante los cuales decenas de millones de cristianos fueron vilmente torturados, encarcelados y asesinados por creer en el Evangelio de la gracia de Dios, y por negarse a someterse al Papa. Decenas de millones de personas, durante cientos de años, fueron torturados, decapitados, quemados vivos, ahogados, etc. por orden del anticristo papal de turno, esto es algo que lo sabemos todos, y que está claramente escrito en los anales históricos, encontrándose amplia información de esto en Internet. Podría mencionar, por ejemplo, el vil asesinato en Europa de cientos de miles de cristianos valdenses, de cristianos hugonotes, de luteranos, etc. etc., asesinatos todos dirigidos y bendecidos por el papote anticristo de turno y llevados a cabo por sus servidores lacayos de los países papistas. Por eso es que la profecía del Apocalipsis dice que esa gran ramera estaba borracha de la sangre de los santos y de los mártires de Yeshúa (Ap.17:6). Esa gran ramera de Roma es la iglesia de Satanás en la tierra, y la culpable del asesinato de millones de cristianos durante cientos de años, así como la culpable de casi todas las guerras ocurridas en Europa durante cientos de años, ¡y al final esa gran ramera pagará todos esos crímenes, cuando la bestia illuminati y sus diez reyes aliados la odien y la destruyan por fuego en una sola hora!

El oro, las piedras preciosas y las perlas de la gran ramera.

El Apocalipsis dice que la gran ramera está adornada de la siguiente manera: “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas” (Ap.17:4).
Muchos lacayos del papismo tienen la desfachatez de afirmar que su iglesia católica romana no es rica, sino que el Vaticano es más bien “pobre”, con un gran déficit presupuestario. ¿Y qué decimos a esa gran mentira papista?, pues sencillamente eso, que es una vulgar MENTIRA papista, a las cuales ya estamos acostumbrados.
El oro, las piedras preciosas y las perlas es algo que abunda sobremanera en el catolicismo romano, donde se pueden ver miles de cálices y relicarios de oro, piedras preciosas y perlas, además de otros objetos de valor incalculable. Las riquezas en oro, piedras preciosas y perlas que posee la iglesia católica romana es de un valor inmenso, y aunque muchos de los sacerdotes lacayos del papismo estén viviendo en la pobreza, y con un sueldo mísero, ¡mientras el poder Vaticano, con el papote de turno a la cabeza, viven a todo lujo, manejando y controlando inmensas cantidades en oro, piedras preciosas y perlas, y llevando esa “bolsa de dinero”, tal como hacía Judas, el traidor. Por lo tanto, esta es otra de las características que identifican a la gran ramera. Y quiero dejar claro que el oro, las piedras preciosas y las perlas no son malas en sí, al contrario, el Apocalipsis dice claramente que la futura ciudad celestial, la Nueva Jerusalén, estará toda ella construida de un tipo de oro transparente, y edificada sobre 12 cimientos de diferentes piedras preciosas, y sus 12 puertas serán 12 perlas gigantes (Ap. 21, 22). El problema es que el oro, las piedras preciosas y las perlas que posee la gran ramera romana como adornos ha sido adquirido POR MEDIO DEL ASESINATO, EL FRAUDE Y EL ROBO a lo largo de los siglos, a causa de la AVARICIA de la gran ramera, y especialmente de los papotes de turno y de su Curia Vaticana, con el fin de enriquecerse y poder dominar así el mundo entero. ¿Es que los papistas no saben como se construyó la Basílica de San Pedro en el Vaticano?, ¿es que ellos no saben que ese dinero se sacó del robo miserable que se hizo a millones de alemanes en el siglo 16, con la venta de las indulgencias papales?, esto es precisamente lo que hizo estallar en el siglo 16 la bendita y gran Reforma Protestante del alemán Martín Lutero. Todo ese dinero que se robó a media Europa, y especialmente a los alemanes, con la venta de las indulgencias papales, sirvió para construir el Palacio Vaticano donde tiene su trono el anticristo papal, y así una y otra vez el clero papista romano ha ido robando a millones de almas, y arruinado países de Europa y de Hispanoamérica, para sacarles todo tipo de riquezas materiales, aumentando así el poder de esa gran ramera y del anticristo papal. Pero resulta que el Apocalipsis predice que un día la bestia y sus diez reyes aliados va a ODIAR a esa gran ramera de Roma, se van a apoderar de todas sus riquezas de oro, piedras preciosas y perlas, la van a dejar desnuda, y la van a destruir por fuego en una sola hora, y entonces Roma, su capital, desaparecerá para siempre, y nunca más será hallada (Ap.17:16-17, 18:21), pero esto lo veremos en el siguiente apartado.

La futura destrucción de la gran ramera.

El Apocalipsis predice la futura destrucción total de la gran ramera romana. Leamos está interesantísima profecía del Apocalipsis: “Y los diez cuernos que viste, y la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego… Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas . Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!... Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada.” (Ap.17:12, 18:15-21).
¡Así será el final de la iglesia del anticristo, la gran ramera!, su capital, Roma, será destruida por fuego en una sola hora, y dejará de existir.
Observe ahora algo muy interesante: la profecía dice que todos los pilotos que tienen naves en el mar se pararán lejos, cuando vean la destrucción por fuego de Roma, la capital de la gran ramera, lo cual significa que dicha ciudad está cerca del mar, de tal manera que los navegantes podrán ver su destrucción por fuego, viendo ascender el humo de su incendio al cielo. Esto demuestra sin ninguna duda que dicha ciudad es imposible que sea Jerusalén, ya que esta ciudad está muy lejos del Mar Mediterráneo, sin embargo, ¡encaja perfectamente con la ciudad de ROMA, la cual está a pocos kilómetros de la costa del Mediterráneo!.
No hay duda: ¡la gran ramera es la iglesia de Roma, aunque los lacayos papistas lo nieguen con vehemencia!. ¡Esa profecía del Apocalipsis JAMÁS se cumplió con la Roma pagana del antiguo imperio romano, ni tampoco con Jerusalén, sino que se cumplirá en el futuro, cuando la bestia illuminati, que odia la iglesia católica romana, juntamente con sus diez reyes aliados, destruyan por medio de una gran explosión nuclear la ciudad de las siete colinas, juntamente con el Vaticano que se encuentra dentro de dicha ciudad, y cuando eso ocurra, todos los navegantes se pararán en el mar, y contemplarán horrorizados desde lejos como el humo se su incendio sube la cielo, en forma de hongo atómico.


CINCO PREGUNTAS PARA LOS LACAYOS DEL PAPISMO.

Puesto que los lacayos del poder satánico papista enseñan que la gran ramera era la Roma pagana del siglo 1, así como la Jerusalén del siglo 1, entonces esos apologistas del papismo nos tienen que demostrar lo siguiente:

1. Que nos demuestren esos papistas cuando la bestia con siete cabezas y diez cuernos (que simboliza el Imperio Romano) tuvo exactamente DIEZ reyes aliados que entregaron su poder a la bestia (Ap.17:12-13), que nos digan quienes eran esos diez reyes, y en qué fecha entregaron su poder a la bestia.

2. Que nos demuestren esos papistas cuando la bestia y sus diez reyes aliados ODIARON A LA ANTIGUA CIUDAD DE ROMA Y A JERUSALÉN.

3. Que nos demuestren esos papistas lacayos cuando la bestia y sus diez reyes aliados DESTRUYERON POR FUEGO, Y EN UNA SOLA HORA, LA CIUDAD DE ROMA, O LA CIUDAD DE JERUSALÉN.

4. Que nos demuestren esos papistas zampahostias y engañadores CUANDO LOS NAVEGANTES Y SUS NAVES SE PARARON LEJOS, EN EL MAR, PARA CONTEMPLAR LA DESTRUCCIÓN DE LA ANTIGUA CIUDAD DE ROMA, O DE JERUSALÉN.
5. Y por último, que nos expliquen esos papistas mentirosos el por qué las ciudades de Roma y de Jerusalén SIGUEN EXISTIENDO hoy en día, cuando resulta que la profecía del Apocalipsis dice bien claro que cuando la capital de la gran ramera sea destruida por fuego NUNCA MÁS SERÁ HALLADA, es decir, desaparecerá para siempre jamás (Ap.18:21).
Amigo o amiga lector, ¡estas cinco preguntas JAMÁS las contestarán los lacayos del papismo anticristiano!, porque estas cinco preguntas demuestran de forma irrefutable, y sin ninguna duda, que la gran ramera NO ES NI LA ANTIGUA CIUDAD PAGANA DE ROMA, NI TAMPOCO JERUSALÉN, SINO QUE ES LA ROMA ACTUAL, JUNTAMENTE CON EL VATICANO QUE TIENE SU SEDE EN DICHA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS.

La profecía bíblica y los illuminati

Para leer el artículo completo, haga clic en el siguiente enlace: http://www.las21tesisdetito.com/illuminati.htm
El plan diabólico de los Illuminati para gobernar el mundo ya estaba anunciado en el libro profético del Apocalipsis, escrito hace unos 1900 años. Veamos:

1- El Apocalipsis predice una gran guerra mundial (Ap.6:4), esta gran guerra traerá una hambruna al planeta, el racionamiento de alimentos, las epidemias y la muerte de la cuarta parte de la población mundial (Ap.6:5-8). Esto coincide perfectamente con el plan de los Illuminati, los cuales ya proyectaron hace casi 200 años que ellos provocarían tres guerras mundiales, siendo la tercera la mayor de todas, dando comienzo en Oriente Medio, y esta gran guerra mundial sería necesaria, pues ella causará la destrucción total del capitalismo, el exterminio de la cuarta parte de la Humanidad, y la implantación del nuevo orden mundial ateo y anticristiano, bajo el liderazgo de la bestia y su aliado religioso, el falso profeta, es decir, el último pontífice romano, como veremos más adelante.

2- Después de la tercera guerra mundial los verdaderos cristianos serán perseguidos y asesinados. Esta tremenda profecía la encontramos en Apocalipsis 6:9-11, donde se menciona a aquellos que serán muertos por causa de la Palabra de Dios, y por el testimonio de Yeshúa, el Cristo. Observe que esa gran matanza de cristianos verdaderos ocurrirá justo después de la gran guerra mundial predicha en Apocalipsis 6:4, es decir, cuando sea implantado el gobierno mundial de la bestia, conocido como el nuevo orden mundial.

3- Recuerde lo que dice Satanás en el punto 11 del Liber Zión: ¡Roma será destruida, y Jerusalén arderá antes de que la humanidad reciba a la bestia y le aclame como salvador del mundo!, ahora bien, asombrosamente esto es lo que predice el Apocalipsis.
En la Revelación de Cristo (el Apocalipsis) leemos que la bestia y sus diez reyes aliados van a odiar a la gran ramera y la van a destruir con fuego, y esa gran ramera es la iglesia falsa que tiene su sede en Roma, ¡ellos van a destruir Roma por fuego, en una sola hora, y nunca más será hallada! (Ap.17:16, 21).
Quiero que esto le quede claro: La ciudad de Roma, sede del catolicismo, va a ser destruida por la bestia y sus diez reyes aliados, y es entonces cuando el mundo recibirá a la bestia y a su gobierno anticristiano, asesino y materialista anunciado por los Illuminati.
En Apocalipsis 13:2 leemos que Satanás entregará su poder, su trono y gran autoridad a la bestia, ¿y sabe lo que ocurrirá entonces? EL SATANISMO SE CONVERTIRÁ EN LA NUEVA RELIGIÓN MUNDIAL, léalo usted mismo: “y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Ap.13:3-4). ¿Quién es el dragón?. ¡es Satanás!: “Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás” (Ap.20:2).
Por consiguiente, estimado lector, la religión del satanismo es la única que estará permitida en el nuevo orden mundial, ¡y esa es la religión de los Illuminati! El resto de religiones del mundo, y especialmente el Cristianismo, serán abolidas durante el nuevo orden mundial de la bestia y de su aliado, el falso profeta. El mundo va a adorar a Satanás y a su hijo, la bestia, el cual tendrá el gobierno del mundo solamente por un período de 42 meses (Ap.13:5).

4- Jerusalén también arderá, ya que será atacada e invadida por las naciones del mundo, es decir, por los gentiles. Esta profecía se encuentra en Ap.11:2, ahí se dice que los gentiles van a hollar Jerusalén durante 42 meses, ¡que es el mismo periodo de tiempo del gobierno mundial de la bestia! (Ap.13:5). Durante esos tres años y medio Jerusalén estará en poder de la bestia y del falso profeta.

5- El falso profeta ordenará que el mundo adore a la bestia y a su imagen.
Ya hemos visto en este documento como el papado, especialmente a partir de Pablo VI, está rendido a los pies de los masones illuminati satanistas, los cuales trabajan para la formación del nuevo orden mundial. El último pontífice del catolicismo estará totalmente al servicio de la bestia y de su gobierno mundial, ambos controlarán las naciones, uno en la esfera política, y el otro (el falso profeta) en la esfera religiosa. Esta conocida profecía la encontramos en Apocalipsis 13:11-18. Este falso profeta es llamado simbólicamente la “segunda bestia”, el cual estará al servicio de la primera bestia, y hará que el mundo adore a esa primera bestia y hagan una imagen de ella para que la adoren. Para poder convencer al mundo de que la bestia es el nuevo mesías al que hay que adorar, ese falso profeta podrá hacer grandes señales prodigiosas, y hacer descender fuego del cielo.
Igualmente el falso profeta hará que todos los seres humanos sean marcados en la frente o en la mano derecha con el nombre de la bestia, o el número de su nombre, el 666. Sin esa marca no se podrá comprar o vender en ese nuevo orden mundial. Por consiguiente, según esta profecía del Apocalipsis, EL DINERO CIRCULANTE VA A DESAPARECER DEL MUNDO, y será reemplazado por un nuevo sistema de marcas personales en la mano derecha o en la frente, ¡este nuevo sistema de control mundial a través de marcas o códigos de barras, y de biochips implantados debajo de la piel ya existe, y lleva años perfeccionándose, hoy existe la tecnología para llevarlo a cabo!, solamente falta el gobernante mundial y las leyes que lo pongan en práctica a nivel mundial.
Cuando ese nuevo sistema monetario se ponga en funcionamiento bajo el nuevo orden mundial, entonces todos los adoradores y seguidores de Satanás y de la bestia se dejarán marcar gustosamente, para poder comprar y vender en esa nueva sociedad materialista y asesina que los Illuminati tienen proyectada. Lea usted en el Apocalipsis esta impresionante profecía, la cual anuncia lo que les ocurrirá al final a todos aquellos que adoren a la bestia y reciban su marca en la frente o en la mano derecha:
“Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. “ (Ap.14:9-11).

6- La bestia hará la guerra a los santos y los vencerá.
Como ya vimos en este documento, los illuminatis infiltrados en las logias masónicas desde hace unos 200 años odian profundamente a los cristianos, así como a todas las demás religiones. El objetivo principal de ellos es exterminar de la tierra a todos los cristianos, sean de la iglesia que sean, así como al resto de religiones, ¡excepto el satanismo materialista! Y esto es exactamente lo que ellos intentarán durante el gobierno mundial de la bestia, conocido como el nuevo orden mundial. En Apocalipsis 13:7 leemos que la bestia hará la guerra a los santos y los vencerá. ¿Quiénes serán esos santos?, pues sencillamente todos aquellos que no adoren a la bestia ni a su imagen, ni reciban su marca en su frente ni en su mano. Todos ellos serán declarados enemigos de la “paz” y del nuevo orden mundial durante ese período de 42 meses, y se ordenará su exterminio. Unos serán encarcelados, y otros ejecutados, y esto pondrá a prueba la paciencia y la fe de los cristianos (Ap.13:10).
El comunismo, creado por los Illuminati satanistas en el siglo 19, como antítesis del cristianismo y la democracia, ha perseguido y asesinado a millones de cristianos durante décadas. El resto de las religiones también han sufrido persecución del comunismo ahí donde ha llegado al poder, ¡porque los Illuminati odian todas las religiones!, la única religión que ellos aman y siguen es la del SATANISMO MATERIALISTA ASESINO, y esto lo podemos leer claramente en el Liber Zión, revelado por Satanás en el año 1999 a través de los Illuminati, ¡es esta religión del satanismo materialista y asesino la única que se permitirá durante el gobierno mundial de la bestia!, y lo asombroso es que la gente del mundo adorará este sistema de gobierno diabólico, rindiendo culto a Satanás y a su elegido: la bestia (Ap.13:5).

7- La destrucción del nuevo orden mundial de la bestia y el falso profeta.
Como ya vimos, en el Liber Zión se dice que el futuro reinado mundial de Lucifer (el nuevo orden mundial) durará milenios, trayendo el paraíso y la felicidad a la tierra, sin embargo, el Dios Padre y su Hijo Yeshúa, que tienen el control de absolutamente todo, han establecido que ese gobierno mundial de la bestia y del falso profeta dure solamente 42 meses, por eso es que en Apocalipsis 13:5 leemos: “Y SE LE DIO poder de actuar durante 42 meses”.
Durante ese 42 meses, Satanás, la bestia y el falso profeta engañarán al mundo con su falso “paraíso en la tierra”. Ellos proclamarán que la PAZ Y SEGURIDAD ha llegado al mundo, y que los odiados cristianos ya no existen dentro de ese nuevo orden mundial, sin embargo, el apóstol Pablo dijo que cuando el mundo diga “HAY PAZ Y SEGURIDAD” entonces vendrá de repente la destrucción (1Ts.5:1-2). ¿Y qué vendrá de repente?, ¡EL DÍA DEL SEÑOR!, el cual será el día de la destrucción de ese nuevo orden mundial, cuando el Señor del Universo, el Cristo Yeshúa, venga del cielo con gran poder y gloria, con todos sus ángeles, para gobernar las naciones con justicia. Esta impresionante profecía la leemos con más detalles en Apocalipsis 19:11-21. Veamos.
La bestia, los reyes de la tierra y sus ejércitos se reunirán en el valle de Armagedón, en Israel, para luchar contra Cristo y sus ejércitos celestiales (Ap.16:13-16, 19:19). Observe que la bestia no reunirá sus ejércitos para luchar contra otras naciones, ni tampoco otras naciones lucharán contra la bestia, sino que se reunirán en Armagedón para luchar CONTRA CRISTO Y SUS EJÉRCITOS CELESTIALES. Es evidente que la bestia creerá que sus poderosas armas podrán destruir a Cristo y a sus legiones angelicales cuando aparezcan en el cielo.
Seguidamente el Apocalipsis dice que la bestia será apresada, juntamente con su aliado religioso, el falso profeta, y ambos serán arrojados vivos a un lago de fuego (Ap.19:20).
Los ejércitos del mundo, reunidos en Armagedón, serán entonces destruidos por el propio Cristo (Ap.19:21), y así es como terminará ese nuevo orden mundial de Satanás, la bestia y el falso profeta!, dando comienzo una nueva era de verdadera justicia y de paz, bajo el reinado del Rey de reyes, Yeshúa, el Cristo, el cual gobernará a las naciones (Ap.19:15), y aquellos cristianos verdaderos que a lo largo de esta era fueron muertos por causa de la Palabra de Dios y por el testimonio de Yeshúa, el Cristo, así como aquellos que no adoraron a la bestia ni a su imagen, ni recibieron su marca en su frente ni en su mano, volverán a vivir, y reinarán con Cristo durante mil años, sobre las naciones de la tierra (Ap.5:10. 20:4-6), y después de esos mil años, ellos seguirán gobernando el Universo por los siglos de los siglos (Ap.22:5).
EL PAPADO ES EL ANTICRISTO Y EL FALSO PROFETA


El poder papal no solo es el falso profeta, sino también el anticristo por excelencia, ya que él pretende ser el vicario de Cristo en la tierra. El problema es que muchos enseñan el gran error de que la primera bestia de Apocalipsis 13 es el anticristo, y yo pregunto, ¿donde dice eso el Apocalipsis? Usted no va a encontrar un solo pasaje en el Apocalipsis donde a la primera bestia se le llame "el anticristo", sin embargo, muchos han sido engañados, haciéndoles creer que esa primera bestia será el anticristo.
El Apocalipsis habla de dos bestias, la primera bestia es el futuro líder político del renacido Imperio Romano, mientras que la segunda bestia será el aliado religioso, llamado también en el Apocalipsis el falso profeta, ¡pero nunca el Apocalipsis utiliza la palabra "anticristo"!, esta palabra aparece solamente en las epístolas de Juan, para referirse a todo aquél que niega al Padre y al Hijo, y que además pretende ser el vicario de Cristo, pues precisamente la palabra "anticristo", en griego significa literalmente EL VICARIO DE CRISTO, ¿y quien pretende en la tierra ser el vicario de Cristo?, todos sabemos que solo existe en el mundo un líder religioso y político que que lleva ese nombre, y es el pontífice romano, ¡é es el anticristo!
El apóstol Juan dijo que el anticristo es quien niega al Padre y al Hijo (1Jn.2:18-22), y este anticristo YA EXISTIA EN LOS DÍAS DE JUAN, ¡¡pues en los días de Juan eran los JUDÍOS anticristianos los que negaban al Padre y al Hijo, lo mismo que ahora!!, sin embargo, muchos ignoran que la palabra "anticristo" en griego significa literalmente VICARIO DE CRISTO, pero resulta que es el poder papal quien dice ser el vicario de Cristo, por lo tanto, el anticristo es el poder papal, y aunque el papado no diga abiertamente que niega al Padre y al Hijo, CON SUS HECHOS LOS NIEGAN: "Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan" (Tito 1:16). Por lo tanto, negar al Padre y al Hijo se refiere a negarlos CON SUS HECHOS, ¡no se refiere a una negación abierta y formal!
Leamos lo siguiente, que he tomado de: http://users.churchserve.com/latin/lcf/ppaisley.htm y que explica el significado verdadero del a palabra "anticristo":
"Anticristo" es una palabra Griega. "Vicario" es una palabra española. Estas palabras son sinónimos. Ellas tienen exactamente el mismo significado. "Anticristo" traducido al español es "Vice Cristo" o "Vicario de Cristo", que traducido al Griego es "Antichristos" = "Anticristo". El uso ordinario de la palabra en el Griego es decisivo sobre este punto. Así que cada vez que el Papa reclama ser "El Vicario de Cristo", él está admitiendo en el estrado de la opinión mundial que él de hecho es EL ANTICRISTO.
El Vicario de Cristo, el Vice-Cristo, el Anticristo, viene en el lugar y en el sitial del verdadero Cristo y debe por lo tanto estar caracterizado por el engaño, la disimulación y la falsificación.

El Anticristo posa como el verdadero representante de Cristo, no como el enemigo de Cristo, de aquí que el engaño y la mentira son sus mercancías. Los Ateos, Comunistas, Mahometanos y muchos otros no pretenden ser los únicos representantes de Cristo sobre la tierra. Ellos declaran abiertamente su oposición, odio, e imperecedero antagonismo hacia Cristo. Ellos no mienten acerca de eso. Ellos no encubren sus blasfemias contra Cristo. Ellos abiertamente se declaran a sí mismos aborrecedores de nuestro Señor Jesucristo. Ellos no llevan máscaras. Por lo tanto ellos no son el Anticristo.

De todas las religiones sobre la tierra el Romanismo es la única que llena todos los requerimientos de la profecía Bíblica, como veremos. Sólo el Papismo exhibe todas las características del Anticristo.

Si nos dejamos guiar por las Santas Escrituras, los Hechos de la Historia y los Propios Reclamos del Papa, entonces seremos forzados a la conclusión: "Éste verdaderamente es el Anticristo".

Nosotros debemos por lo tanto estudiar el paralelo entre el Cristianismo y el Papado, Nuestro Señor Jesucristo y los Papas, a lo largo del curso entero de sus carreras. Este paralelo es la llave al misterio y explica como la MENTIRA de que el Papa era el Vice-Cristo o Vicario de Cristo desvió al mundo entero, como todavía lo hace hoy, cuando piensa que el Romanismo es verdadero Cristianismo. Esa MENTIRA ha malogrado generaciones, derribado reinos, instituido torturas inmencionables, manchado el mundo con sangre y poblado el Infierno.

2 Ts 2:11 Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean a la mentira;
2:12 Para que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, antes consintieron a la iniquidad.
(2 Tesalonicenses 2:11-12) Una Demostración De La Escritura, La Historia, Y Sus Propios Labios [Los del Papado].
Siendo este un sumario del Clásico "El Papado es el Anticristo" del Dr. J. A. Wylie.
Por Ian R. K. Paisley M. P., M. E. P.

La Biblia enseña que es el HOMBRE DE PECADO, el anticristo, quien hará prodigios y milagros, para engañar a millones de personas (2Ts.2:3-8), pues bien, ¿qué dice Apocalipsis 13?, ¿quien es el que hará ese tipo de señales y milagros mentirosos para engañar al mundo?, voy a copiar el pasaje del Apocalipsis: "11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió" (Ap..13:11-14).
Como podemos ver, es la SEGUNDA BESTIA, que tiene dos cuernos como de un cordero, la que hará grandes señales y prodigios, para engañar al mundo haciendo que adoren a la primera bestia y a su imagen. Ahora bien, ¿y quien es la SEGUNDA bestia?, pues es sencillamente EL FALSO PROFETA (Ap.16:13, 19:20), y ese título de "falso profeta" solo se puede aplicar a un líder RELIGIOSO, el cual dice hablar en nombre del Dios de Israel, pero es mentira lo que enseña, el Dios de Israel no hablará por medio de ese falso profeta, sino que será SATANÁS quien hablará por medio de ese falso profeta, por eso es que el texto bíblico dice que hablará COMO EL DRAGÓN, que simboliza a Satanás.
Este falso profeta, o segunda bestia, además tiene DOS PODERES, simbolizados por los dos cuernos como de cordero que tiene esta segunda bestia, ¿y qué dos poderes son esos?, pues sencillamente el PODER RELIGIOSO, Y EL PODER POLÍTICO, lo cual encaja perfectamente con el poder papal, el cual es un poder religioso (sumo pontífice), y al mismo tiempo tiene tiene el poder político (jefe del Estado Vaticano). Esto significa sencillamente que el mayor falso profeta de la Historia será el último pontífice de la dinastía papal, el cual será un JUDÍO, pues pretenderá hablar en nombre del Dios de Israel, intentando imitar los milagros del profeta Elías, el cual hizo descender fuego del cielo, ¡¡y solo un sumo pontífice judío podría actuar de esa manera, para poder engañar a Israel!!, pues los judíos jamás aceptarían a un profeta que no fuera judío, por lo tanto, el falso profeta papal tendrá que ser un judío, un cardenal JUDÍO.
Por consiguiente, es mentira enseñar que será la primera bestia quien hará las grandes señales y prodigios mentirosos, pues el Apocalipsis dice bien claro que será el FALSO PROFETA el que hará ese tipo de señales y prodigios mentirosos, es decir, el último pontífice romano judío, el ANTICRISTO, porque repito una vez más que la palabra "anticristo" significa literalmente VICARIO DE CRISTO, ¡y este es el título blasfemo que solamente el PAPA DE ROMA se aplica a sí mismo!.
Por consiguiente, el mayor anticristo de la Historia de ninguna manera será la primera bestia de Apocalipsis 13, sino la SEGUNDA bestia, pues es él quien hará las señales y prodigios mentirosos para engañar al mundo. Ese título de "el anticristo" es GENÉRICO, pues la Biblia lo aplica a todo aquel que niega al Padre y al Hijo (1Jn.2:18-22), y este anticristo ya existía en los días del apóstol Juan, sin embargo, está por venir EL MAYOR DE TODOS LOS ANTICRISTOS, el cual será un judío, y hará prodigios mentirosos, haciendo descender fuego del cielo, para engañar al mundo, y especialmente al Israel apóstata, y después se sentará en un trono en el templo de Dios reconstruido en Jerusalén, haciéndose pasar por Dios (2Ts.2:3-8), Y TODO ESTO ENCAJA SOLAMENTE CON LA SEGUNDA BESTIA PREDICHA EN EL APOCALIPSIS, ES DECIR, EL FALSO PROFETA, ¡ÉL SERÁ EL MAYOR ANTICRISTO!
Por consiguiente, la doctrina de que el poder papal no es el anticristo es falsa y ridícula. Fueron los JESUITAS quienes se inventaron esa mentira de que el papado NO es el anticristo, algo que era enseñado abiertamente por todos los verdaderos reformadores evangélicos del siglo 16, sin embargo, esos jesuitas papistas de la contrarreforma rechazaron esa verdad, y se inventaron los mismos argumentos falsos que esgrimen ahora los que niegan que el papado es el anticristo.

LOS FALSOS CRISTOS Y EL ANTICRISTO SON DOS COSAS DIFERENTES

Un tremendo error exegético se ha extendido, y este gran error consiste en enseñar que los falsos cristos y el anticristo se refiere a lo mismo, ¡nada más lejos de la realidad! Seguidamente voy a demostrar la falsedad de esa creencia, ponga mucha atención:
Los falsos cristos no es lo mismo que el anticristo, por ejemplo, la hostia o galleta que los sacerdotes papistas levantan en las misas es un FALSO CRISTO, ya que esos sacerdotes engañadores enseñan que esa galleta es literalmente el propio Cristo, con su cuerpo, alma y divinidad, sin embargo, el anticristo es aquél que niega al Padre y al Hijo (1Jn.2:18-22), y al mismo tiempo, pretende ser el VICARIO DE CRISTO, porque como ya hemos visto, el significado literal de "anticristo" es vicario de Cristo. ¿Lo ha entendido?, LOS FALSOS CRISTOS NO SE REFIERE AL ANTICRISTO.
Por lo tanto, cuando Cristo dijo que se levantarían FALSOS CRISTOS (Mt.24:24) se estaba refiriendo tanto a las hostias papistas, como también a todos aquellos farsantes que se hacen pasar por el Cristo o Mesías, sin embargo, cuando hablamos del ANTICRISTO, la Biblia se refiere a todo aquel que niega al Padre y al Hijo, y además pretende ser el vicario de Cristo en la tierra, ¿y quien dice ser el vicario de Cristo en la tierra?, lo sabemos muy bien, es el PAPA.
Por supuesto que una cosa son los falsos cristos, y otra muy diferente los falsos profetas, yo no he dicho lo contrario. Lo que he dicho es que EL ANTICRISTO ES EL PAPADO, tal como enseñaban los grandes reformadores y líderes protestantes de los siglos 16,17,18 y 19, porque solo el pontífice de Roma dice ser el vicario de Cristo. Sin embargo, los falsos cristos son aquellos que se hacen pasar por el Cristo, o también son las hostias papistas que los sacerdotes mentirosos levantan en sus misas blasfemas. El problema es que muchos estudiantes de la Biblia no saben hacer esa diferencia, y han picado en la gran mentira de los jesuitas de la contrarreforma, los cuales engañan la mundo para que creamos que el Papado no es el anticristo, ¡y muchos falsos protestantes se han tragado esa mentira jesuítica!, pero luego, lo paradójico, es que muchos de esos protestantes falsos hablan en contra de los jesuitas papistas, y se han tragado la gran mentira jesuítica de que el papado no es el anticristo. ¡Qué terrible contradicción la de ellos!

Alguno me preguntará lo siguiente: "si la primera bestia de Apocalipsis 13 no es el anticristo, ¿qué hará entonces esa primera bestia?", pues la respuesta es muy sencilla: el Apocalipsis lo dice bien clarito: la PRIMERA bestia será el líder político del restaurado imperio romano, él será EL FALSO CRISTO (que no hemos de confundir con el anticristo, que será el falso profeta). Este falso Cristo (la primera bestia) de ninguna manera hará señales ni milagros mentirosos, porque el Apocalipsis dice muy claramente que esas señales mentirosas las hará solamente la SEGUNDA bestia, el falso profeta, el cual engañará al mundo para que adoren a la primera bestia, y será esta primera bestia la que hará la guerra a los santos y los vencerá (Ap.13:7). Por lo tanto, es completamente falso decir que la primera bestia hará esas señales y prodigios mentirosos.
Respecto al hombre de pecado, el hijo de perdición, mencionado por Pablo en 2Ts.2:3-4, está demostrado sin ninguna duda, por medio de la Historia, que ese hombre de pecado es el PODER PAPAL, como demostraré más adelante en este estudio, el cual se apoderó del gobierno de la cristiandad después de que el emperador de Roma fuera quitado de en medio. Esto lo demuestro de forma mucho más amplia en mi libro de las 21 tesis. Este hombre de pecado, el anticristo, encaja perfectamente con la SEGUNDA BESTIA de Apocalipsis 13, es decir, con el FALSO PROFETA, ya que es este falso profeta quien hará las señales y milagros mentirosos, para engañar al mundo, lo cual es exactamente lo mismo que hará el último hombre de pecado predicho por Pablo en 2Ts.2:3-8.
Pablo dijo que ese hombre de pecado (el papado) se instalaría en el TEMPLO DE DIOS, lo cual se cumplió a partir del siglo 4º, cuando el poder papal se instaló en medio de la IGLESIA CRISTIANA, llamada por Pablo EL TEMPLO DE DIOS usurpando así el lugar de Cristo en la tierra como única cabeza de la Iglesia.
Templairknight
nunca supe que el bardo religioso estuviera en los novatos, buen post!!!
pipebrownie
Vitobet1500 dijo:jajajajajjaja, menuda basura, Dios no existe, y si os molesta pues os jodeis, pero es la verdad

Las Razones Por Las Que Creo en Dios
Ritchie_B -1
No se necesitan pruebas para creer en Dios, sino tener Fe y solo Fe.
carlosyo111
Ritchie_B dijo:No se necesitan pruebas para creer en Dios, sino tener Fe y solo Fe.

Que ignorante eres... ¬¬